Osteopatía Pediátrica

Ayuda y alivio para la primera infancia

Cólicos, estreñimiento, diarreas, reflujo gastroesofágico, tortícolis congénita, bronquiolitis, trastornos del sueño, irritabilidad, asma, alergias, hiperactividad… Esta lista es sólo un ejemplo de alteraciones y desequilibrios que habitualmente presentan los bebés y que suele abordar la medicina tradicional.

Hay que tener en cuenta que, muchas veces, el origen de estas patologías se asienta simplemente en tensiones del tejido blando del bebé (fascia, músculos, ligamentos…) o en restricciones o ausencia de movilidad de algunas articulaciones de su cuerpo.

Así, presentamos nuestro servicio Osteopatía Pediátrica aquí en Las Arenas (Bizkaia) como alternativa al tratamiento de todos estos problemas de salud que tanto afectan a los bebés y que en muchos casos afecta también de forma directa a su entorno familiar.

Las técnicas que se aplican son, fundamentalmente, las que los Osteópatas denominan de “escucha” e “inducción”. A través de ellas, palpando al bebé de forma muy suave, el terapeuta interpreta (escucha) lo que ocurre en su cuerpo y qué partes del mismo presentan esas restricciones del tejido, devolviendo (induciendo) de forma casi imperceptible el movimiento y calidad al tejido y eliminando de esa forma las tensiones.

Lo ideal es aplicar el tratamiento durante los 6 primeros meses, que es cuando más efectivas son las técnicas gracias al excelente potencial de cambio que presenta el bebé, y cuando mejores y más rápidos resultados se obtienen. No obstante, el tratamiento se puede iniciar a cualquier edad, ya que la osteopatía es una terapia aplicada también en adultos.

Es importante saber que es un tratamiento totalmente compatible con la medicina convencional y que no sólo es curativo sino también preventivo, es decir, que siempre es recomendable acudir en los primeros meses de vida con el fin de detectar esos posibles desajustes que en el 70% pasan desapercibidos.

Existen casos en los que es particularmente recomendable acudir a una primera consulta osteopática, entre ellos: embarazos gemelares, cesáreas, partos de nalgas y podálicos, fórceps, ventosas, bebés prematuros…, por el alto índice de traumatismos que pueden sufrir los bebés en estas situaciones.

La duración de las sesiones depende de la disposición y el ánimo del bebé en cuestión, aunque suelen durar entre 30 y 45 minutos.

En este servicio concreto las tarifas también varían de las estadar, ya que las sesiones son más cortas que en adultos. Su precio es de 35€ por sesión.